Olí el viento, lo vi libre y me enamoré…